El fracaso es una realidad que todos los emprendedores deben de enfrentar en algún momento de sus carreras. Si quieres innovar y salir adelante en el mundo de los negocios debes aceptar que cada nuevo negocio tiene sus riesgos.

¿Pero cómo puedes disminuir tus posibilidades de fracasar?

La mayoría de las veces, nos puede ayudar usar las experiencias vividas por otros emprendedores, para aprender lecciones de sus fracasos, y avanzar más rápido en nuestros aprendizajes. Por eso es que en este post nos enfocamos en escribir sobre las 20 Razones por las cuales las nuevas empresas fracasan…

1. No existe demanda en el mercado que he seleccionado

Las nuevas empresas deben de saber definir, encontrar y satisfacer un nicho de mercado que esté dispuesto a comprar su producto o servicio. De nada servirá desarrollar un producto que no es útil para el nicho de mercado que se ha definido.

2. La empresa se quedó sin dinero

Cuando abrimos un negocio, podemos fallar en calcular los gastos que este nos generará y en los compromisos que tendremos que cubrir mes a mes (renta, salarios u otros servicios). Cuando hagas tus cálculos recuerda ser precavido y no demasiado optimista, ya que es mejor que sobre dinero a que te falte al final del mes.

3. El equipo no era el correcto

Puede ser por falta de motivación, poca experiencia, el no compartir una visión en común o mala comunicación. Cualquiera de estos factores puede poner en riesgo tu empresa.

4. La competencia ganó

En el mundo de los negocios la competencia es dura y hay veces que el producto de la competencia es mejor que el tuyo, su marketing es mejor o su mensaje es más claro. Analiza y conoce a tus competidores, esto te ayudará a conocer tus áreas de oportunidad.

5. Problemas al establecer precios

Hay veces en que los productos de tu empresa son sensacionales, pero el precio al público suele ser el problema. Un precio muy alto puede desalentar a tus compradores y alejarlos de tu marca; un precio muy bajo puede no ir con tu modelo de negocio y en el mediano o largo plazo ponerte en aprietos financieros. Conoce bien tu precio al público y verifica que este vaya bien con tu estrategia de negocio.

6. El producto era de mala calidad

El producto es el foco de atención de todo nuevo negocio, si el fundador pierde el control sobre el producto por enfocarse en otras partes de la empresa puede que sea el producto mismo el que debilita la empresa.

7. No existía un modelo de negocios

No es necesario tener una gran idea. Es importante también tener una estrategia para respaldar ese producto o servicio, una estrategia de monetización y saber cómo es que se va a invertir el dinero que tengan para iniciar el negocio.

8. Mal marketing

Muchos empresarios creen que tener un buen producto será más que suficiente para que este se de a conocer por si mismo o peor aún lo intenta dar a conocer por los canales equivocados a las personas equivocadas.

9. Se ignoró a los consumidores

Cuando inicias un negocio es fácil distraerte con todas las cosas que pasan a tu alrededor y olvidarte de lo más importante, tus clientes. Tus consumidores son las personas más importantes para darle vida a tu empresa.

10. El producto se lanzó a destiempo

Hay veces que lanzar muy temprano o muy tarde puede ser completamente perjudicial para una empresa. Analiza bien las situaciones y momentos antes de lanzar tu producto o servicio a las masas.

11. Se perdió el enfoque

Los cambios de visión o ideas puede causar desorientación en el equipo y pone en riesgo la concentración de la empresa en lo que cada persona tiene que hacer.

12. Falta de comunicación entre los inversionistas y el equipo de desarrollo

Las expectativas de unos y los resultados que entregan otros pueden generar confusiones y desorden para la empresa, llevar una buena comunicación ayudará a evitar malos entendidos.

13. Que los cambios implementados fallen

Cuando se decide implementar cambios, estos deben de ser bien fundamentados por números y no solo por ideas. Con el soporte de un análisis bien hecho se podrán hacer cambios que ayuden a reorientar el negocio y con menos incertidumbre de que estos sean los adecuados.

14. Falta de pasión

Cuando los fundadores de la empresa tan solo están interesados en las ganancias, puede que abandonen rápidamente el producto o que les falte tracción a la hora de necesitar más empeño en su empresa.

15. Una mala ubicación

La ubicación es uno de los factores más importantes de cualquier negocio. Este debe estar alineado con tu mercado meta.

16. Falta de interés de los inversionistas

La falta de interés en los inversionistas puede ser un indicador de que la idea de tu negocio no es viable o por otro lado que no ha sido presentada de tal forma de que llame a las personas a querer formar parte de tu negocio.

17. Problemas legales

La prevención es tu mejor arma. Asesórate con la persona adecuada y evita problemas o sorpresas una vez que tu empresa esté trabajando.

18. Mal uso de mentores y contactos

Cuando estamos lanzando una nueva empresa es probable un buen momento para aliarnos con lo mejor de nuestra red de contactos y usar a nuestros mentores para sacar lo mejor de nuestras ideas adelante.

19. Burnout

Descuidar el balance entre vida y trabajo es algo que le suele pasar a los emprendedores y que los llevan a la extenuación.

20. Miedo al cambio

El miedo al cambio puede dejar a tu negocio paralizado y sin cambios, hay veces que seguir haciendo lo mismo puede ser lo que más rápido lleve a tu negocio a una muerte prematura.


En CanchaDigital, nos dedicamos al Marketing Digital, al Desarrollo y Diseño de Sitios Web, si quieres desarrollar una estrategia Web no dudes en contactarnos en esta liga, nosotros te ayudamos a lograr el éxito en tu negocio.